Saltar al contenido

GeForce GTX Titan Xp – La tarjeta gráfica más potente del mundo

abril 10, 2017

Después de la llegada de la GeForce GTX 1080 Ti, Nvidia nos tenía reservada una sorpresa, esta no era otra que el lanzamiento de una nueva tarjeta, aún más potente para los usuarios que no se conforman y quieren siempre lo mejor. La GeForce GTX Titan Xp ha llegado para poner aún más alto el listón de rendimiento en videojuegos y ponerle las cosas más difíciles a AMD Vega.

La nueva GeForce GTX Titan Xp es una vuelta de tuerca al anterior modelo Titan X, para ello se mantiene el mismo núcleo Pascal GP102, pero esta vez con todos sus núcleos activos para sumar la friolera de 3.840 CUDA Cores, una cifra ligeramente superior a los a 3.584 núcleos que tenía la anterior Titan X. Las características del núcleo se completan con 240 TMUs y una frecuencia de funcionamiento máxima de 1.582 MHz que eleva su potencia teórica hasta los 12.15 TFLOPs.

En cuanto a la memoria dispone de 12 GB GDDR5X a una velocidad de 11.4 GHz y una interfaz de 384 bits que se traducen en un bestial ancho de banda de 547.7 GB/s, superior incluso a lo logrado por AMD en su núcleo Fiji y la tan galardonada memoria HBM que se quedaba en los 512 GB/s.

La GeForce GTX Titan XP se fabrica con un PCB de alta calidad que toma la energía de dos conectores de 8 pines y 6 pines por lo que es capaz de consumir hasta 250W de potencia, una cifra no demasiado elevada teniendo en cuenta su gran potencia y que demuestra el alto grado de eficiencia energética que Nvidia ha conseguido con Pascal. Para refrigerar la tarjeta se ha apostado por su característico disipador formado por una cámara de vapor y un ventilador de turbina que expulsará el aire caliente fuera del equipo para evitar el calentamiento del resto de los componentes.

Poco a poco se van publicando distintos benchmarks de la Titan XP y sus resultados, que como preveíamos, no son impresionantes, pero si le alcanzan para ser más potente que una GTX 1080 Ti en aproximadamente un 10-12%. Así lo revela el benchmark con el 3DMark Fire Strike 1.1 Performance, que le otorgo a la Titan Xp unos 31.956 puntos.

En la gráfica podemos ver que la GTX 1080 Ti con las frecuencias stock se queda con una puntuación de 28.672, un 11% por debajo. Comparado con la GTX 1080 ‘a secas, la Titan Xp es un 25% más potente según el test de 3DMark.

Resultados en 3DMark FireStrike

GeForce GTX Titan Xp utiliza el mismo núcleo grafico Pascal que la anterior Titan X y la GTX 1080 Ti, por lo que no esperábamos un gran salto en el rendimiento. Los CUDA cores se aumentaron a 3840 unidades y la frecuencia máxima se elevó a 1.582 MHz. Esto hace que la Titan Xp alcance los 12.15 Tflops de potencia teórica frente a los 10.8 Tflops del 1080 Ti y los 11 Tflops de la Titan X.

¿Vale la pena esa diferencia de precio por un 10-12% más de rendimiento?

Si vemos en la gráfica, vamos a poder notar que con un poco OC podemos conseguir casi igualar el rendimiento de esta nueva tarjeta gráfica con una GTX 1080 Ti.

Nvidia Titan Xp tiene un precio de 1349 euros, prácticamente unos 550 euros por encima de la GTX 1080 Ti, lo que nos hace replantearnos si realmente vale la pena ir a por ella.

Fuente: videocardz